Césped artificial para una vivienda energéticamente eficiente

 Césped artificial para una vivienda energéticamente eficiente

El desarrollo e investigación sobre el uso del césped artificial comenzó en los años 60, en principio con la idea de ser utilizado fundamentalmente al ámbito deportivo ya que resultaba ser práctico para grandes extensiones de terreno sin importar lo intensivo que fuera su uso ni las condiciones medioambientales a las que estuviera expuesto, lo cual se traducía en ahorro monetario para las organizaciones que decidían innovar y aplicarlo en sus campos de juego.

Todas las características planteadas anteriormente se mantienen en la actualidad, pero desde hace más de 50 años hasta ahora, mucho ha sido el desarrollo científico y tecnológico que ha permitido la evolución del césped artificial y lo ha puesto al alcance de todos aquellos que desean tener jardines dignos de portada de revista pero con un mínimo de mantenimiento.

Cambia la cara de tu jardín sin altos costes

Supongamos que eres propietario o estás por adquirir una vivienda con potencial de tener piscina y un bonito jardín, a tu familia y a ti les hace ilusión el poder disfrutar de momentos inolvidables con la compañía de familiares y amigos, pero te detiene pensar en el alto presupuesto que necesitarías para poner tus planes en marcha y sobre todo el costo en mantenimiento que implica a largo plazo.

Uno de los elementos que puede ayudarte a considerar que tu sueño puede hacerse realidad es la instalación del césped artificial ya que su apariencia mantendrá siempre su verdor sin importar lo extremo que sea el frío o el calor, inclusive si se encuentra expuesto a químicos tan abrasivos como el cloro, por lo que podrás emplearlo en los alrededores de tu piscina sin temor a que se deteriore con el transcurrir de los años y debas reemplazarlo.

Un aspecto que se pasa por alto por no tener relación aparente en lo que al jardín se refiere es la iluminación. Sin embargo, no es lo mismo disfrutar de la luz del sol que de la noche, y en este último caso, cuando ya no queda más remedio que encender la luces artificiales, puede recurrirse a la instalación de luces LED o sensores de movimiento para mantener el exterior de la vivienda iluminado sin que eso afecte el costo de los servicios en general pero sobre todo, evitar incrementar la factura de electricidad. En referencia a esto último, es importante también evaluar las compañías de luz del mercado como Endesa o Iberdrola, que ofrecen tarifas de luz adaptadas a las necesidades de cada hogar, por ejemplo, con las tarifas energéticas de Iberdrola, es posible elegir la que mejor convenga.

¿Puedo reducir mi factura de electricidad instalando césped artificial?

La respuesta es sí.

Desde hace varias décadas se utilizan sistemas de riego automáticos para ahorrar agua, sin embargo, el automatizar implica más gastos por la instalación de redes eléctricas y el gasto energético que esto conlleva. Esa es la razón por la cual el uso del césped artificial se extiende al sector público, privado y desde grandes terrenos hasta los hogares con pequeños jardines.

Al final, todos estos cambios van más allá de los costos particulares. Todo se traduce de manera global en la sostenibilidad medioambiental y ese es parte de nuestro legado para las generaciones por venir.

Volver al Blog >
¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros