¿Para qué se usa la arena de sílice en césped artificial?

¿Para qué se usa la arena de sílice en césped artificial?


La arena de sílice es una arena de color blanco formada por grava y diferentes tipos de arena, con un 96% de sílice. Su uso es recomendable en la instalación de césped artificial por sus diversos beneficios.

Qué es la arena de sílice y para qué sirve


  • La arena de sílice es una combinación de átomos de sílice (hasta un 96%) y átomos de oxígeno que da lugar a pequeños granos o arena, mezclándose esta a su vez con grava, dando como resultado la arena de color blanco que finalmente vemos. 


  • En la instalación de césped artificial la arena de sílice se utiliza como relleno, ya que, confiere firmeza y estabilidad a las fibras que forman el césped artificial. Aunque no es necesario emplearlo, sí es recomendable, puesto que, este material permite que el césped dure mucho más tiempo en perfectas condiciones. 

 

Por qué se pone arena de sílice en la instalación de césped artificial


Utilizar la arena de sílice en césped artificial ofrece ventajas como:


  • Fibras verticales y aspecto natural

Con la arena de sílice las fibras del césped quedan más verticales y erguidas, proporcionando mayor naturalidad. Además, logra que quede mejor asentado y, aun con el uso, las fibras se mantendrán firmes en su lugar.


  • Mejor sujeción

Al esparcir la arena de sílice sobre la superficie del césped artificial se consigue que el material de este quede mejor adherido al terreno en el que se ha colocado, logrando también que los bordes queden bien fijados. 


  • Confort a la pisada

Este tipo de arena confiere una sensación de confort que ofrece un menor impacto en la pisada, ya que, hace que el césped sea más suave y mullido. 


  • Aislante térmico

Este material disipa el calor solar, reduciendo la temperatura y actuando como aislante térmico. La arena de sílice provee frescura al césped artificial, ya que,  aguanta la humedad. Por tanto, cuando haya temperaturas muy elevadas se puede echar agua al césped y disfrutar del mismo sin miedo a quemarse. 


  • Alarga la vida útil del césped 


Al otorgar mayor estabilidad al césped artificial, la arena de sílice alarga la vida útil del mismo, puesto que, consigue que sea más resistente y que las fibras se mantengan en su lugar. 


Cómo se pone la arena de sílice en césped artificial


Una vez se ha instalado el césped artificial hay que esparcir la arena de forma uniforme por la superficie del mismo, mejorando así la fijación. Concretamente, los pasos a seguir son los siguientes:


En primer lugar, hay que esparcir la arena sobre el césped con ayuda de una pala o con las manos.

A continuación, toca cepillar la superficie con un cepillo de cerdas duras y en sentido contrario a la dirección de las fibras.

Hay que regar el suelo para que la arena se adhiera y quede bien colocada. 

Es conveniente echar entre 3 y 4 kg de arena por metro cuadrado.



Algunas alternativas a la arena de sílice


Existen otros materiales que funcionan como alternativa a la arena de sílice, pero hay que tener en cuenta dónde se coloca el césped.  Algunos ejemplos son:


  • Caucho. Este material se utiliza como relleno principalmente en campos deportivos, pues mantiene la verticalidad de las fibras del césped artificial y ofrece confort en las pisadas de los jugadores 
  • Fibra de coco. Esta alternativa también se emplea como relleno y contribuye a bajar las temperaturas al igual que la arena de sílice. Además, sus finas fibras y su color proporcionan un aspecto más realista al césped.


Volver al Blog >
¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros