Césped artificial. Un producto 100% reciclable

Césped artificial. Un producto 100% reciclable

Recuerdo cuando empezamos a trabajar con césped artificial en Tenerife  hace más de 12 años y había que convencer al cliente de que era una buena opción para su jardín, patio o terraza. La labor comercial era muy complicada, ya que la pradera natural clásica era, por aquel entonces la más demandada. Al fin y al cabo, el césped artificial era plástico, un material sintético con poco tirón.

Sin embargo, la tendencia fue cambiando y se fue, poco a poco, mejorando los modelos y acabados del césped artificial, hasta conseguir productos con una apariencia realmente magnífica. Además, los clientes han ido entendiendo el ahorro que supone la instalación de un césped artificial, tanto en mano de obra para su mantenimiento como en recursos (agua, fertilizantes, combustibles...).

A esto hay que añadirle un factor muy importante, y es que es un material 100% reciclable. En Picconia, somos una empresa que apuesta por la sostenibilidad, tal es así que hace unos años nos concedieron la clasificación de empresa más sostenible por el Cabildo de Tenerife, hecho que nos obliga a integrar criterios de sostenibilidad nuestra gestión.

Si bien un césped artificial doméstico tiene una durabilidad de entre 10 y 15 años, un césped artificial deportivo tiene una vida útil mucho menor. En cualquiera de los casos, los céspedes artificiales que ya nos son operativos por edad y han de ser sustituidos presentan el inconveniente de ser un residuo muy pesado, tanto por el propio material como por el material de recebo (arenas o cauchos) que incorporan.

Según la clasificación existente en el Catálogo Europeo de Residuos, ninguno de los compuestos de los céspedes artificiales son residuos peligrosos, sin embargo, es necesario su gestión. Los recebos se pueden filtrar y separar para volver a ser usados con el mismo fin, y el propio césped, compuesto principalmente por polipropilenos y polietilenos, pueden ser reciclados en plantas específicas para convertirlo en otro tipo de materiales plásticos.

Más adelante hablaremos del proceso de retirada de un césped viejo y del proceso de reciclaje, pero hoy queremos resaltar otra vía, y es la reutilización. Algunos municipio, han optado por regalar el césped proveniente de campos deportivos que han sido sustituidos entre sus vecinos, una opción que a nosotros nos parece muy acertada.

Adjuntamos un enlace aquí de la última noticia al respecto que hemos tenido.

Volver al Blog >
¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros