Jardines para los más pequeños de la casa

Jardines para los más pequeños de la casa

En picconia siempre hemos defendido la idea de que tener un jardín es tener un tesoro y que no puede ser un espacio que nos esclavice, sino un espacio para disfrutarlos en familia o con amigos, un lugar para vivir momentos únicos.

Si tienes hijos pequeños, sobrinos o nietos, el jardín puede ser ese lugar mágico y de aventura. Hoy aportamos algunos consejos para tener un jardín seguro, divertido y para usar durante todo el año.

Imagen

Césped artificial: limpio, suave y seguro

Superficie:
Superficies blandas son las idóneas para un jardín donde jueguen los más pequeños de la casa. Jardines con gravas,  terrizos o áridos pueden causar abrasiones en la piel en caídas o contener pequeñas piedras peligrosas si los pequeñines están en la edad de llevarse todo a la boca. La mejor solución es un césped, una superficie fresca y mullida, y entre ellos, un césped artificial te permitirá un uso más intensivo y durante todo el año ya que es una superficie limpia y estable y que no necesita de grandes mantenimientos para estar en perfectas condiciones de uso.

De las características de un césped artificial para zonas de uso infantil ya hablaremos en nuevos post, pero tanto si es un césped natural como artificial, es importante evitar imperfecciones en el terreno, desniveles muy marcados o elementos que puedan provocar tropiezos y caídas.

Perímetros:
Las esquinas y borduras han de estar protegidas, tener un canto redondeado y evitar bordes duros o con aristas.  Para esquinas y bordes de pavimentos, podemos protegerlos instalando maceteros grandes junto a él, de forma que si un niño se cae, no tenga acceso directo a la arista. Procurar que estos maceteros sean lo suficientemente pesados para que si un niño intenta trepar por él, no vuelque. Para borduras y separaciones es preferible utilizar maderas, ya que es un material más flexible que piedras o cerámicas.

Imagen

Macetero protegiendo equina de una tarima de madera

Imagen

Bordura PVC redondeada

Bordes y separaciones:
Para borduras y separaciones es común ver en tiendas de jardinería y bricolaje perfiles rígidos de PVC o acero, también  de madera o piedra. Entre ellos preferible utilizar maderas o PVC, ya que son materiales más flexibles, pero se deben elegir siempre de arista redondeada o ancha, para que en caso de caídas, no haya un filo cortante que provoque mayores daños. Otro pequeño truco para el diseño es colocarlos sin que sobresalgan de la superficie del jardín, así, además evitamos tropiezos.

Elección de plantas:
Muchas veces olvidamos la seguridad en la elección de la vegetación de un jardín. Hay que evitar plantas tóxicas, que emitan látex, con espinas, con filos cortantes o urticantes. También hay que tener especial cuidado con flores y semillas, si estas son senescentes, puede que algún niño intente llevárselas a la boca.
Estas son algunas de las plantas más comunes que deberíamos evitar situar cerca de jardines con niños:​

Volver al Blog >
¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros