Lo que no te pasará si tienes césped artificial

 Lo que no te pasará si tienes césped artificial

Durante el verano, la época que quizás apetece más usar el jardín porque el buen tiempo acompaña, es el momento donde aparecen numerosas plagas y enfermedades que afectan a la pradera de césped natural. Además es el momento de mayor demanda hídrica, y si sales unos días de vacaciones es importante tener un sistema de riego automatizado o encargar a algún familiar, amigo o jardinero que riegue el césped con frecuencia si no quieres encontrarte con un secarral a tu llegada.

El césped natural consume cerca de 20€/m2 al año de agua

Una de las enfermedades más habituales del césped natural en veranos cálidos es el que producen diferentes hongos que producen manchas marrones en el césped. Las condiciones que favorecen la aparición son:

  1. césped con siegas bajas
  2. suelos compactados
  3. sobrefertilización
  4. riegos muy frecuentes

Es paradójico que cuanto más cuidado esté la pradera, más probabilidades de que aparezca esta enfermedad, que es transmitida muy fácil de una zona a otra con la propia maquinaria de siega.
Cuando aparece el fusarium podemos observar manchas de color marrón dispersas y que mucha gente interpreta con falta de riego, sin embargo lo que se precisa es de la aplicación de tratamientos fungicidas específicos y la practica de labores encaminadas a reducir y prevenir su aparición como:

  1. Escarificados en otoño
  2. eliminación de fieltro o mulch
  3. gestión correcta de la fertilización
  4. empleo de especies resistentes
  5. dosis y frecuencia de riegos adecuada

Hay que tener en cuenta que las enfermedades fúngicas son muy difíciles de combatir, se encuentran a nivel radicular donde los métodos de control son poco efectivos, por eso, hay que tener en cuenta que la mayoría de los fungicidas tienen carácter preventivo, no curativo, por lo que es importante la predicción y la programación de tratamientos por parte de empresas y profesionales del sector.

El césped artificial estará libre de plagas y enfermedades toda la vida

Si tienes la opción de elegir un césped artificial en lugar de un césped natural, por comodidad, estamos convencidos de que es la mejor de las opciones.  Un césped artificial estará amortizado en apenas dos años y te ahorrará mucho trabajo y tiempo desde el primer momento, porque estamos convencidos de que un jardín es para disfrutarlo, durante todo el año y ahorrando muchas más cosas que dinero:

Imagen

Volver al Blog >
¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros