Escarificado, técnica para alargar la vida de tu césped natural

Escarificado, técnica para alargar la vida de tu césped natural

Muchas veces olvidamos que una pradera de césped natural está viva y presenta necesidades diferentes según la época del año. Hoy vamos a hablarles del escarificado, una técnica que repetida al menos una vez al año (generalmente en otoño) va a alargar la vida de cualquier pradera de césped natural. La palabra escarificado no se suele oír mucho fuera del ámbito de campos de golf o céspedes deportivos o de alto rendimiento, si bien es una técnica fácil de reproducir para cualquier superficie de césped, por muy pequeña que sea.

¿En qué consiste el escarificado?


Se trata de arañar o raspar superficialmente la pradera de césped. Este raspado incide en varios aspectos. Por un lado, extrae hojas, raicillas y pequeños tallos secos de la zona inferior de la pradera, lo que se conoce como mulch, fieltro o acolchado del césped. Al eliminar estos restos de materia orgánica se produce una mejor aireación a nivel del cuello de la planta, y se evita que puedan aparecer enfermedades fúngicas por exceso de humedad. Por otro lado, el escarificado incide en los 2-3 primeros centímetros de suelo por lo que muchos tallos y raíces son segmentados. Cada segmento, especialmente en las especies estoloníferas, generará una nueva brotación, por lo que en un tiempo, la densidad de la pradera ser verá elevada notablemente. Así mismo, las incisiones en el terreno facilitan el intercambio de gases y oxigenación superficial del terreno y por tanto facilitando el mejor desarrollo radicular de la planta.

¿Cómo escarificar un césped?


Para superficies pequeñas se puede hacer con un rastrillo de puntas afiladas, peinando a una profundidad de 2-3 centímetros todo el césped. Esta forma requiere de bastante esfuerzo físico. Lo ideal es realizar el trabajo con una máquina escarificadora, compuesta por una serie de cuchillas unidas a un eje que hace rotar un motor de gasolina o eléctrico. En el mercado las puedes encontrar para uso doméstico por apenas 200€ o para uso profesional con un precio de 1.500€ en adelante. Cuando realizamos el trabajo de escarificado es importante hacer una primera pasada con la máquina, cubriendo toda la superficie y una segunda pasada, también cubriendo toda la superficie, pero perpendicular a la primera, de forma que nos aseguramos de que el 100% de la pradera ha sido escarificada.

Algunas escarificadoras llevan acoplado un sistema de recogida del material extraído. Si no fuera el caso, habrá que pasar la segadora de césped a continuación para recoger todo ese material y dejar la superficie uniforme.

Tras el escarificado es buen momento para realizar un ligero recebo (aporte de arena) para mejorar la estructura del suelo, facilitar el drenaje y aireación y evitar la compactación a nivel radicular. A razón de 6-8 Kg/m2 suele ser suficiente, y empleando, a ser posible arenas de sílice de aristas redondeadas.

¿Cuándo debo escarificar el césped?


Al menos una vez al año, y a principios de otoño, y a ser posible, también a principios de primavera.

Atención:
Esta técnica tiene un carácter bastante agresivo. Especialmente en céspedes donde nunca se ha realizado escarificado, notarás en las siguientes 3-4 semanas de haberlo escarificado, que el césped se pone de color marrón. No te preocupes, es normal, los resultados aparecerán poco después, y podrás comprobar como ha merecido la pena. Tendrás un césped más sano, más homogéneo, más denso, más sano y mucho más duradero.

Escarificador manual

Escarificador profesional


Volver al Blog >
¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros