Escarificado, la técnica que alarga la vida de tu césped natural

Escarificado, la técnica que alarga la vida de tu césped natural

Muchas veces olvidamos que una pradera de césped natural está viva y presenta necesidades diferentes según la época del año. Hoy vamos a hablarles del escarificado, una técnica que repetida al menos una vez al año (generalmente en otoño) va a alargar la vida de cualquier pradera de césped natural. La palabra escarificado no se suele oír mucho fuera del ámbito de campos de golf o céspedes deportivos o de alto rendimiento, si bien es una técnica fácil de reproducir para cualquier superficie de césped, por muy pequeña que sea.

Mantenimiento césped natural


Es innegable que cuando pensamos en el jardín que nos gustaría tener nos imaginamos un césped verde, brillante y bien cuidado y sin embargo el mantenimiento del césped natural conlleva su trabajo. No debemos olvidar que el césped natural está vivo y que va a necesitar diferentes cuidados en función de la época del año en la que nos encontremos.

Si tienes césped en tu jardín sabrás que es difícil conseguir el espesor adecuado, que no queden zonas desprovistas de césped o secas, etc. El truco está es saber cuándo escarificar el césped y cómo hacerlo.

Te contamos todo sobre la técnica que si repites al menos una vez al año (generalmente en otoño) va a alargar la vida de tu pradera de césped natural. 

La palabra escarificado no se suele oír mucho fuera del ámbito de campos de golf o céspedes deportivos o de alto rendimiento, si bien es una técnica fácil de reproducir para cualquier superficie de césped, por muy pequeña que sea.


¿Qué significa “escarificar el césped”?

Las malas hierbas, el musgo, las raíces etc se acumulan en el suelo bajo el césped con el paso del tiempo, generando una capa con restos orgánicos que tardan mucho tiempo en degradarse e impiden que el suelo del césped respire, y por tanto que el césped crezca.

Como resultado, es de esperar que se muchas zonas del jardín se queden vacías o "calvas" llegando a incluso a secarse por completo.

El suelo no puede obtener el agua, los nutrientes o el aire que necesita para que germinen las semillas de césped. Es fundamental eliminar esa capa y permitir que el suelo respire y se llene de hierba nuevo.

La técnica del escarificado consiste en arañar o raspar superficialmente la pradera de césped. Este raspado incide en varios aspectos. 


  • Por un lado, se produce una extracción de hojas, raicillas y pequeños tallos secos de la zona inferior de la pradera, lo que se conoce como mulch, fieltro o acolchado del césped. Al eliminar estos restos de materia orgánica se produce una mejor aireación a nivel del cuello de la planta evitándose así que aparezcan enfermedades fúngicas por exceso de humedad. 
  • Por otro lado, el escarificado incide en los 2-3 primeros centímetros de suelo por lo que muchos tallos y raíces son segmentados. Cada segmento, especialmente en las especies estoloníferas, va a generar una nueva brotación, por lo que pasado un tiempo, la densidad de la pradera se elevará notablemente. Así mismo, las incisiones en el terreno facilitan el intercambio de gases y oxigenación superficial del terreno, facilitando el mejor desarrollo radicular de la planta.

¿Cómo escarificar el césped natural?

Antes escarificar tu césped natural, debes prepararlo para el proceso para lo que deberás cortar el césped días antes permitiendo así que el aire penetre. Revisa además si hay maleza en tu césped, y de ser así quítala con las manos y sin utilizar herbicidas y asegúrate de que el suelo que vas a escarificar tenga la humedad adecuada.

Para superficies pequeñas se puede hacer con un rastrillo de puntas afiladas, peinando a una profundidad de 2-3 centímetros todo el césped, pero has de tener en cuenta que esta forma requiere de un gran esfuerzo físico.

Lo ideal es realizar el trabajo con una máquina escarificadora. ¿Y qué es un escarificador o máquina escarificadora? Es muy parecido a un cortacésped, pero en este caso la máquina está dotada de una serie de cuchillas o púas de alambre que al estar en movimiento expulsan cualquier elemento incrustado en la superficie.

En el mercado las puedes encontrar para uso doméstico por apenas 200€ o para uso profesional con un precio de 1.500€ en adelante.

Cuando realizamos el trabajo de escarificado es importante hacer una primera pasada con la máquina, cubriendo toda la superficie y una segunda pasada, también cubriendo toda la superficie, pero perpendicular a la primera, de forma que nos aseguramos de que el 100% de la pradera ha sido escarificada. Repite el proceso tantas veces como sea necesario hasta que te asegures de que el terreno ha quedado bien aireado y limpio.

Tras el escarificado es buen momento para realizar un ligero recebo (aporte de arena) para mejorar la estructura del suelo, facilitar el drenaje y aireación y evitar la compactación a nivel radicular. A razón de 6-8 Kg/m2 suele ser suficiente, y empleando, a ser posible arenas de sílice de aristas redondeadas.

Una vez escarificado el césped es posible que tengas que recoger la hierba y los residuos generados. Algunas escarificadoras llevan acoplado un sistema de recogida del material extraído. Si no fuera el caso, habrá que pasar la segadora de césped a continuación para recoger todo ese material y dejar la superficie uniforme.

Asegúrate de:

  • Eliminar restos de musgo
  • Cubrir el área rastrillada con una espesa capa de nuevas semillas de césped
  • Fertilizar después de la escarificación
  • En el caso de usar algún fertilizante que contenga hierro, espera unos dás antes de sembrar las nuevas semillas

¡Y no te olvides de regar!


¿Cuándo se debe escarificar el césped?

Es importante elegir el momento del año adecuado para realizar la escarificación del césped, y recomendamos valorar las condiciones climatológicas que el césped va a necesitar para su recuperación. Es por ello que lo adecuado es que posteriormente haga sol y llueva y que evitemos el calor o el frío extremos.

Te recomendamos que utilices esta técnica del escarificado al menos una vez al año, y a principios de otoño, y a ser posible, también a principios de primavera.

Primavera - escarificación

La primavera es ideal, especialmente el mes de abril, ya el clima no es extremadamente caluroso ni frío, la temperatura de la tierra se suaviza y llueve, algo que favorecerá a la recuperación de tu jardín.

Otoño - escarificación

Si el escarificado es más profundo es mejor esperar a otoño para que el césped pueda recuperarse después de la escarificación. Y es que el rastrillado dejará muchas zonas desiertas y el clima otoñal evitará que la maleza se extienda favoreciendo la germinación de las semillas de césped.

A tener en cuenta:

esta técnica tiene un carácter bastante agresivo sobre todo si hablamos de una superficie de césped natural donde nunca antes se ha empleado esta técnica. 

En este caso es normal que a las 3-4 semanas de haberlo escarificado, el césped se vuelva de tonalidad marrón. Así que no desesperes porque poco después los resultados van a ser visibles. Y el resultado no será otro que un césped más sano, más homogéneo, más denso, y mucho más duradero.

Si quieres cuidar tu jardín, ponte en contacto con nosotros en el 629826610 o contactanos aquí.


Volver al Blog >

Especialistas en césped artificial y jardinería para particulares, empresas y administraciones públicas.

Césped artificial Tenerife
¿Tienes alguna duda? Contacta con nosotros